Pasar al contenido principal

Última edición

En estos días en los que la necesidad de cultura científica es tan evidente, se han dado a conocer los ganadores del premio CAF-Elhuyar. La convocatoria de este año también ha dado sus frutos.

En una emergencia sanitaria excepcional se han dado a conocer de forma extraordinaria los ganadores de este año, ya que no ha habido acto de entrega de premios y por el momento la organización ha decidido no celebrarlo. No obstante, los premiados recibirán un premio de 2.000 euros y una escultura de Imanol Andonegi Mendizabal.

Este año se han recibido 41 trabajos, con un equilibrio de género entre los participantes. El jurado ha decidido premiar en cada categoría los siguientes trabajos:

Categoría de artículos de divulgación general:

Galder Gonzalez Larrañaga

El jurado ha elegido el artículo "Io y la velocidad de la luz" del wikilari zarauztarra. En su opinión, el autor ha elegido una perspectiva histórica para explicar cómo avanza la ciencia y ha elaborado un trabajo legible, atractivo y curioso que atrapa la atención del lector.

Categoría de artículos de divulgación basados en la tesis doctoral del autor:

Leire Sangroniz Agudo

El artículo "Desarrollo de polímeros reciclados avanzados: dando una nueva vida a los residuos de plástico" ha sido el ganador del premio. La autora es la doctora en química Leire Sangroniz Agudo. El jurado ha destacado que la tesis trata de dar respuesta a un problema que en la actualidad está boca a boca. Además, el trabajo científico realizado está expuesto de forma muy divulgativa y se entiende claramente el fondo de la tesis.

categoría de trabajos de periodismo científico:

Josu López Gazpiori

El jurado ha decidido por unanimidad otorgar el premio a Josu López Gazpiori de Tolosa por su obra "La ciencia de la música". Se trata de un buen ejemplo de divulgación científica. Comenta que explica muy bien la relación entre la música y la ciencia, a la vez que explica que la idiosincrasia de la música va más allá. También ha destacado su carácter entretenido y atractivo.

La no celebración del acto no ha sido la única decisión extraordinaria de esta edición de los premios CAF-Elhuyar: El jurado ha decidido declarar desierta la concesión del premio especial Neiker, que premia el mejor trabajo del sector primario, y la beca de creación en Sociedad de la Ciencia, ya que los trabajos presentados no tienen la calidad suficiente para ser premiados.

Beca de creación y Premio de Méritos

La organización, sin embargo, ha decidido reservar la subvención para la beca de creación de este año (5.000 euros) para el próximo año y ha convocado a los creadores para que presenten sus proyectos. Los proyectos que se han impulsado en años anteriores han recorrido un camino fructífero, y un claro ejemplo de ello es el que ganó el año pasado: "Fossil Plastics. Troncos de Imaginería", del burladés Martín Etxauri Sainz de Murieta.

El artista lo resume así: “Este proyecto propone una doble pregunta a través de superficies troncales escaneadas por fotogrametría impresas en tres dimensiones: ¿Los sedimentos plásticos ocuparán alguna vez el papel de las piedras en la formación de fósiles, ocupando el lugar de la madera y convirtiéndose en fósiles de troncos de plástico? O nosotros mismos, en un ejercicio de contradicción tonto, ¿crearemos esos troncos de plástico para endurecer las superficies de árboles que ya no existen?”. Etxauri debía presentar en la sala Kutxa Kultur Plaza (Tabakalera) la exposición del resultado del proyecto junto con la entrega de premios. La exposición se abrirá preferentemente en otoño, pero mientras tanto, en su página web se pueden encontrar algunas pinceladas de la obra.

Por último, la catedrática de genética, Ana Zubiaga Elordieta, ha recibido el Premio de Méritos de la Fundación Elhuyar por su labor en la normalización del euskera y en la socialización de la ciencia.

Zubiaga imparte clases teóricas y prácticas de Genética Humana en la UPV/EHU. Además de profesor, es investigador y es responsable del equipo de investigación Biología Molecular del Cáncer. Además, es responsable de la Unidad de Expresión Genética de los Servicios Generales de Investigación de la UPV/EHU y miembro del Comité de Ética para el Bienestar Animal, entre otros.

También es miembro de Jakidunde, a lo que hay que añadir su labor de divulgación. Hay que tener en cuenta que los temas que aborda, la biomedicina y la genómica, han tenido un desarrollo muy rápido, suscitando curiosidad e incluso preocupación en la sociedad. Pues Zubiaga siempre está dispuesto a colaborar y ha expresado sus comentarios y opiniones en numerosas ocasiones en la revista Elhuyar, en las sesiones de Teknopolis y Norteko Ferrokarrilla, siendo participante habitual en los proyectos de la Cátedra de Cultura Científica. También aparece con frecuencia en los medios de comunicación generales, aclarando los conceptos más complicados, con un lenguaje sencillo y cercano.

El Premio es otorgado por la Fundación Elhuyar, y los galardonados en otras categorías son elegidos por el jurado de artículos de divulgación y trabajos periodísticos Arturo Elosegi Irurtia, ecólogo e investigador de la UPV-EHU; Marian Iriarte Ormazabal, química y directora de la UPV; Alberto Barandiaran Amillano, periodista y escritor de la Fundación Andoagirre; y Andonagirre, catedrático de la